La ley de la atracción en la salud
Influencia de nuestros pensamientos en la salud
Autor:
Una de las asociaciones más frecuentes a la ley de la atracción es la frase "te conviertes en lo que piensas" y es un buen resumen de lo que esta ley quiere decir. De la misma manera, nuestro nivel de salud responde en gran medida a nuestros pensamientos dominantes. "Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado" (Buda).

En ocasiones me encuentro con personas que saben casi más que los profesionales de la salud sobre sus lesiones o problemas de salud. Entender y conocer estos conceptos está bien, pero me gustaría prevenir a aquellos que tienden a la sobre-información, aquellos que acuden a internet, libros, bases de datos, amigos, conocidos y comparan sus problemas con los de los demás... y no cesan ni un instante de pensar escarbar en estos problemas. Es precisamente eso en lo que piensan constantemente lo que están atrayendo a su vida.

Os dejo algunas pautas para crear un pensamiento positivo y a la vez unos hábitos que pueden ser efectivos en general y particularmente en la mejora de la salud:

1. Intenta encontrar al menos una buena razón para levantarte por las mañanas con ánimo. Te ayudará hacer una lista de las cosas buenas que rodean tu vida y enfocarte en alguna al levantarte.

2. Una ducha y un buen desayuno ayudan, dan energía. Toma tiempo para disfrutarlo mientras sientes como te cargas de esta energía.

3. Tener una programación escrita de las actividades a realizar por orden de importancia ayuda a ponerse en marcha. Antes de salir de casa un pequeño repaso a la lista del día.

4. Cuando elabores la lista de las cosas importantes que has de solucionar define y escribe también sobre la estrategia a seguir para solucionarlas.

5. Intenta incluir novedades en tu vida, sal de la rutina. No hagas cada día lo mismo. La monotonía nos lleva a menudo a proyectar también pensamientos rutinarios y pesimistas. La novedad, los cambios nos enfocan en pensamientos motivantes, en nuevas ilusiones. Por ejemplo, si cuidas tu alimentación no es necesario que desayunes cada día dos naranjas y un kiwi, de acuerdo?, hay que ser imaginativo, con la dieta y con las demás cosas.

6. Establece metas realistas y no te marques expectativas. Y ten en cuenta que a veces el resultado no es como hubieras podido imaginar... y quizá sea mejor. Introduce en tu vida la sorpresa en el resultado.

7. Cuando quieres superar un reto y no estás seguro de dar un "paso" concreto, no lo des. Toma el tiempo necesario para actuar con seguridad.

8. En el campo de la salud que nos ocupa, existen multitud de métodos para tratar un problema. Cuando elijas uno de ellos, piensa que te hace bien y que te ayudará a avanzar.

9. Permítete un tiempo cada día, aunque solo sean unos minutos, a hacer cosas que te gusten: leer, caminar, deporte, escuchar música, meditar...

10. Poco a poco, intenta ir conectando los pensamientos más habituales que tienes con tus problemas físicos y dolencias. Observa las respuestas en tu cuerpo positivas y negativas cuando tienes esos pensamientos y apúntalo. Esto te ayudará a detectar qué pensamientos te hacen sentirte bien y cuales no.
Lo más visto
< >
Abril 2014
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Próximos eventos
Etiquetas
Archivo